Cambios en la familia

Los cambios en su familia pueden tener efectos en su subsidio familiar.

El progenitor con quien vive el menor percibe el subsidio familiar.

Si su hijo vive por turnos con usted y su expareja, posiblemente tiene una custodia compartida. Usted tiene una custodia compartida si:

  • ustedes juntos se ocupan del cuidado y educación del menor
  • su hijo vive por turnos, más o menos iguales, con usted y con el otro progenitor
  • ustedes juntos pagan los gastos de su hijo, cada uno más o menos la mitad
  • estos acuerdos se han fijado en un convenio que han firmado ambos. También puede tratarse de una sentencia judicial

¿Tiene una custodia compartida? Acuerde con su expareja cómo van a dividir entre ustedes el importe del subsidio familiar. Si no llegan a un acuerdo, cada uno recibirá la mitad.

La separación suele tener efectos también para la asignación económica por hijo a cargo del Belastingdienst (fisco neerlandés). Aunque usted no reciba ahora una asignación económica por hijo a cargo, puede que sí la reciba más tarde.

Si su pareja no recibe un subsidio familiar, no cambia nada para usted. Si su pareja también percibe subsidio familiar, puede optar por lo siguiente:

  • usted es quien percibe el subsidio familiar para todos los hijos
  • su pareja percibe el subsidio familiar para todos los hijos
  • cada uno percibe el subsidio familiar por los hijos propios

¿Recibe la asignación económica por hijo a cargo? El Belastingdienst (fisco neerlandés) abona la asignación económica por hijo a cargo para todos los hijos al progenitor que percibe el subsidio familiar.

Si su pareja vive fuera de los Países Bajos, puede tener efectos para su subsidio familiar ya que puede ser que su pareja también perciba una prestación familiar del extranjero.

Si ya está percibiendo un subsidio familiar y nace otro hijo, no tiene que hacer ningún trámite. Le comunicaremos por escrito el nuevo importe que le vamos a abonar.

No olvide inscribir a su hijo en el seguro médico antes de que el niño cumpla cuatro meses. De esta manera se asegura de que se cubran los gastos médicos.

Si, entretanto, se ha marchado de los Países Bajos, nos tiene que notificar el nacimiento de su hijo. Estudiaremos entonces si tiene derecho al subsidio familiar.

Si el fallecido vivía en los Países Bajos, no hace falta que nos comunique la defunción ya que esto lo hace el ayuntamiento. Si la persona fallecida vivía fuera de los Países Bajos, tiene que comunicarnos la defunción.

Si el progenitor fallecido percibía el subsidio familiar, examinaremos si le corresponde al otro ese subsidio. Si no hay otro progenitor y el menor va a vivir con otro familiar, examinaremos si a ese familiar le corresponde percibir el subsidio familiar.

Si su hijo ya no vive en casa, usted puede seguir percibiendo el subsidio familiar. En este caso hay varias condiciones. Se examina, por ejemplo, cuánto le cuesta a usted la manutención de su hijo.

Si su hijo no vive en el hogar familiar debido a estudios, una enfermedad o discapacidad, en determinadas situaciones puede recibir subsidio familiar doble.

Si vivía en los Países Bajos, no hace falta que nos comunique la defunción ya que esto lo hace el ayuntamiento. Si vivía fuera de los Países Bajos, tiene que comunicarnos la defunción.

El subsidio familiar se extingue en el trimestre siguiente a la defunción. Usted recibirá una carta al respecto. Si tiene más hijos por los que percibe subsidio familiar, se le comunicará el nuevo importe que va a percibir.

Notificar cambios

¿Se produce algún cambio en su situación? Comuníquelo en el plazo de cuatro semanas. ¿Vive usted fuera de los Países Bajos? En ese caso comuníquenos el cambio en el plazo de seis semanas.