Ha fallecido una persona

Si una persona ha fallecido se deja de abonar la prestación de retorno.

Fallecimiento antes de marcharse

¿Tenía el difunto una prestación de retorno? ¿Ha fallecido esta persona antes de completar el proceso de la solicitud? Entonces detenemos la solicitud. ¿Tenía el difunto un cónyuge/pareja? Entonces controlamos si el cónyuge/pareja causa derecho a una prestación de retorno propia.

Fallecimiento después de marcharse

¿Tenía el difunto una prestación de retorno? Entonces examinamos si el difunto vivía con un cónyuge/pareja o solo.

¿No tenía el difunto un cónyuge/pareja y no vivía ningún menor con el difunto? ¿Había una persona que cuidaba del difunto? En ese caso es posible que la persona referida cause derecho a una prestación.

Esta puede ser, eventualmente, la cantidad que el difunto aún tenía a su favor. Por ejemplo, el importe de prestación de retorno del mes en que se produjo el fallecimiento. 

La persona que cuidaba del difunto nos tiene que solicitar la prestación antes de un plazo de seis meses.

Controlamos si el cónyuge/pareja del difunto tiene su propia prestación de retorno. Quizás tiene una prestación de supervivencia (Anw). En ese caso, el cónyuge/pareja recibe una carta nuestra al respecto.

¿El difunto no tenía un cónyuge/pareja pero vivía un menor con el difunto? ¿Estaba recibiendo el difunto una prestación de retorno por este menor? Entonces el menor puede recibir cada mes un importe. Esto es así cuando el menor no está casado y es menor de 18 años.

La cantidad que el menor recibirá, es la mitad que el importe de la prestación de retorno para una persona casada. ¿Había otros menores de 18 años que vivían con el difunto? Entonces la cantidad se repartirá entre todos los menores de edad.

Si el menor puede recibir esta prestación, le enviaremos una carta.