Subsidio familiar

Su hijo deja de vivir en casa (temporalmente)

A veces, no es posible educar y cuidar del hijo en casa. Aun así, puede que le corresponda un subsidio familiar.

Vivir fuera de casa

Si el hijo pasa menos de 4 noches por semana en el domicilio familiar, se considera que no vive en casa

Si su hijo va a pasar una temporada fuera de casa, por ejemplo, a causa de una hospitalización o de vacaciones, el SVB considera que su hijo sigue viviendo en casa. Por otra parte, si la temporada se prolonga por más de seis meses, entonces consideramos que su hijo vive fuera de casa.

¿En qué casos le corresponde un subsidio familiar doble por un hijo que reside fuera de casa?

Le corresponde un subsidio familiar para un hijo que no vive en casa si:

  • usted contribuye en los gastos de manutención del hijo con un mínimo de 425 euros trimestrales y
  • su hijo tiene unos ingresos inferiores a 1.296 euros netos por trimestre.

Si su hijo tiene menos de 16 años, los ingresos que perciba no están sometidos a un límite máximo.

¿Cuándo se le concede el subsidio familiar?

Le puede corresponder un subsidio familiar doble si su hijo no vive en casa si:

  • está enfermo o discapacitado o
  • está estudiando y
  • usted contribuye en los gastos de manutención del hijo con más de 1.129 euros y
  • los ingresos de su hijo no superan los 1.296 euros netos al trimestre.

Si su hijo tiene menos de 16 años, los ingresos que perciba no están sometidos a un límite máximo.

Le puede corresponder un subsidio familiar doble si su hijo no vive en casa y:

  • tiene más de 3 años y menos de 18 años,
  • dispone de un informe CIZ positivo.

No le corresponde un subsidio familiar doble si permanece más de 45 días con su hijo

Si su hijo no vive con usted en casa, únicamente le corresponderá un subsidio familiar doble si no permanece más de 45 días trimestrales con su hijo.

Si usted o el otro progenitor pasa cortas temporadas con el hijo al trimestre (dos o tres semanas, por ejemplo), sumamos todos esos periodos, sea cual sea el progenitor que ha permanecido con el hijo. Si ambos o uno de los progenitores permanece más de 45 días por trimestre con el hijo, consideramos que el hijo vive en casa. En ese caso, le corresponde trimestralmente un subsidio familiar sencillo.

Si usted visita al hijo en un trimestre determinado y la visita termina en el trimestre siguiente, sumamos los días de visita, que tampoco pueden exceder los 45 días.

Ejemplo: usted visita a su hijo del 21 de junio al 9 de agosto. En total, son 50 días, 10 días en el segundo trimestre y 40 días, en el tercer trimestre. En el tercer trimestre le corresponderá un subsidio familiar sencillo.

Si su hijo le visita con regularidad durante las vacaciones o los fines de semana, no es relevante el número de días que su hijo permanece con usted.